top of page

El movimiento


Ajustar el movimiento y la quietud a la presencia o ausencia de sonido:


En un solo instante, transforma la quietud en movimiento, con el solo repiqueteo de tus dedos en una pandereta. De la misma manera, a la inversa, invita a los niños al silencio, ejecutando la misma acción, tal vez con un ritmo diferente al primero.

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page