top of page

APUNTES DE UNA NUEVA ÉPOCA “Trabajar la espiritualidad con los niños y los jóvenes” Josean Manzanos

Actualizado: 18 jul 2022



El momento histórico actual de la humanidad puede evocar a un trapecista

que habiendo saltado del trapecio, está suspendido en el aire después de soltar

aquello que le sostenía y sin haber encontrado aún el nuevo asidero que le

permitirá seguir su maravilloso movimiento en el aire.

Es evidente que hemos entrado en un nuevo paradigma de cognición. En

todos los ámbitos y disciplinas se percibe y constata este cambio. Nuestra dificultad

radica en asumir las consecuencias que conlleva este “salto”. Pero, antes de analizar

las consecuencias, hemos de captar la esencia de este profundo cambio. Decir que

hemos entrado en un nuevo paradigma significa que ha cambiado el conjunto de

experiencias, creencias y valores que afectan a la forma en que las personas

percibe la realidad y la manera en que responde a esa percepción. Es muy

importante subrayar que lo que ha cambiado no son las formas externas sino las

experiencias y valores que afectan al modo de percibir la realidad y a la forma de

responder a ella.

Entre nuestros niños y adolescentes, y nosotros, no sólo hay un salto

generacional o diferencia de destrezas y habilidades, sino que el cambio

fundamental está en el modo de comprender la realidad, es decir, que aquello a lo

que dan valor está condicionado por su modo de percibir la realidad. Es este nuevo

modo de percibir es lo que fundamenta la transformación radical que se está

operando. Obviamente, la consecuencia última será que las respuestas a esa

percepción serán radicalmente diferentes.

Pero ¿cómo afrontar estos cambios del S-XXI en el ámbito de la

espiritualidad? El primer paso, reconocer que somos hijos del siglo anterior y, por lo

tanto, necesitamos obligatoriamente un proceso de deconstrucción, de

desaprendizaje. En este cambio obligatorio, la humildad y la sorpresa son dos

ingredientes imprescindibles. Humildad para saber que lo que para mí fue camino

puede que ya no lo sea, y capacidad de sorprendernos ante infinitas novedades que

ya se están dando en el Ser del ser humano. Seamos conscientes que en 20 años se

han dado más cambios que en los últimos dos siglos. El antropólogo e investigador

John White, miembro de la Asociación Antropológica Americana (American

Anthropological Association), que afirma que: “Se está perfilando una nueva

humanidad que se caracteriza por una psicología ya modificada, basada en la

expresión del sentimiento y no en su represión. (…), una lógica multinivel-integrada,

no lineal-secuencial; un sentido de identidad inclusivo-colectivo, no aisladoindividual...”

Este investigador concluye que se está produciendo un gran giro de la

humanidad en su conjunto, lo cual dará lugar a la aparición del Homo Noeticus

(Hombre de Conciencia), que constituye el siguiente escalón en la evolución humana

(después Homo Sapiens).

“TRABAJAR LA ESPIRITUALIDAD

CON LOS NIÑOS Y LOS JÓVENES”

Josean Manzanos

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page